Cerramiento de terrazas

Cerramiento de terrazas con ladrillos rusticos
En esta ocasión, os traemos unas fotos que nos manda un cliente, en las que ha utilizado nuestro Ladrillo Rústico Manual Destonificado 24x11x4cm para hacer el cerramiento de una terraza, que daba a su dormitorio y apenas era utilizada, para convertirlo en un vestidor.

Ladrillo a dos caras

La idea ha sido utilizar el ladrillo por las dos caras, es decir: dejarlo visto por fuera de la casa, y a la vez por dentro en el vestidor, de manera que se vea.

Una decisión que ha venido sobre todo por la idea de abaratar costes, ya que con el mismo ladrillo estas haciendo las dos partes de la pared, lo que significa una reducción de materiales y mano de obra.

Del ladrillo, han sostenido unos hierros para más adelante colocar unas barras para colgar las ropas.

Además, el ladrillo rústico también ha sido aprovechado como vierteaguas en la ventana.

Plaquetas Cerámicas

A la vez que el ladrillo, en ciertas zonas también han sido colocadas plaquetas del mismo tipo que el ladrillo (Plaqueta Manual Destonificada 24x4x1,5cm), debido a que una chimenea quedaba a la misma altura que la pared de la terraza y hacia que el ladrillo sobresalga demasiado.

Travesaños de Ladrillos

Por otro lado, en las vigas de acero inoxidable que sostienen el techo, se han utilizado Plaquetas de Ladrillos SuperLargos Blanco 50x10x2cm a modo de travesaños en las vigas.

En este sentido, se ha apostado por la unión de un estilo rústico (representado tanto por los ladrillos de las paredes, como por los travesaños de las vigas) y un estilo más moderno e industrial (representado por las vigas de acero inoxidable y por las barras y estantes que conforman el vestidor).

Nuevamente, se ha optado por dejar el techo de esta forma para ahorrar en material y mano de obra, añadiendo una estructura vista que aporte a la decoración del vestidor.

Resultado

Como se ve en el resultado, es algo sorprendente y espectacular. Sin duda, el aprovechar el ladrillo para revestir a la vez adentro y afuera ha sido un acierto, tanto para la estetica de la fachada exterior, como para la decoración del vestidor.